Saltar al contenido
RazaPastorAleman.net

Cuidados de un cachorro pastor alemán

Cachorro

Cuidar a un cachorro pastor alemán es toda una aventura. Estos maravillosos canes se caracterizan por ser muy obedientes, leales, amigables, juguetones e inteligentes  lo que facilita sus cuidados. Sin embargo, es indispensable que se les suministre adiestramiento e instrucciones precisas para evitar comportamientos destructivos en su edad adulta. A continuación, te comentamos algunos aspectos que debes tener en cuenta, para asegurarnos que tengan los mejores cuidados.

Aspectos a tener en cuenta al cuidar un cachorro

Uno de los aspectos que sobresalen del cachorro pastor alemán es lo fácil que se puede cuidar. Estos canes solo exigen de sus amos los cuidados básicos en cuanto a alimentación, entrenamiento, higiene y salud. No obstante, es imprescindible vigilar algunos detalles, entre ellos:

3 aspectos a tener en cuenta al cuidar un cachorro pastor alemán

Alimentación del cachorro pastor alemán

El cachorro ovejero alemán es una de las razas que suelen ser mas glotones y tienden a la obesidad. Por lo general, estos animales demandan mucha atención en sus primeros meses de vida, por ello mismo debemos saber cuando tienen hambre o cuando solo quieren jugar con su comida. Ya que a lo largo de su vida podría traer consecuencias en su salud. Cosas importantes que debemos tener en cuenta:

  • Cuando el animal está recién nacido, es importante que ingiera el calostro de la madre y consuma leche materna hasta las ocho semanas de edad. Esta aporta más del 90% de las defensas naturales. En caso de que no se pueda, el veterinario recomendará leche maternizada especial para la raza.
  • A las cuatro semanas de edad se les puede suministrar, en conjunto con la leche materna, pienso húmedo o papilla. A las 8 semanas, luego del destete, se debe suprimir la ingesta de leche y ofrecer alimento seco según la edad.

Hasta los cuatro meses de edad, el cachorro debe comer entre 4 y 5 veces al día. Luego se reduce a 3 veces al llegar a los 5 meses. En ocasiones se puede incluir pollo, carne o pescado, siempre cocido. Se debe suministrarle abundante agua fresca en las cantidades que animal demande para mantenerlo hidratado y fresco.

Higiene del cachorro pastor alemán

La higiene de los pastores alemanes a esta edad debe ser cuidadosa. El cepillado al menos tres veces por semana, limpieza del rostro con toallas húmedas y corte de uña son algunas de las acciones que se pueden realizar. A los tres meses de edad, y luego de las vacunas, ya estará listo para su primer baño. Esta experiencia debe ser positiva para el can, de esta manera se evitará conductas agresivas en la adultez.

Lo ideal es que se empiece a pasarle una esponja mojada por el cuerpo con agua atemperada. Se les debe mostrar confianza y cariño para que se sienta a gusto. Asimismo, se debe usar productos exclusivos para su edad y raza. En cuanto a la frecuencia, luego del primer baño se recomienda hacerla mensualmente si el animal está muy sucio.

Entrenamiento del cachorro pastor alemán

Desde las 8 semanas ya se puede empezar con el entrenamiento del cachorro pastor alemán. Lo ideal es que se empiece con la socialización y con las instrucciones de órdenes sencillas. Esta es la edad segura para exponerlo a todos los estímulos posibles, por ejemplo, niños, otros perros, gatos, bicicletas y todo lo que pueda afectar el entorno donde viva.

Entrenamiento del cachorro pastor alemán

Esto permitirá eliminar miedos y la posibilidad de generar comportamiento nervioso o agresivo en la edad adulta. Es importante que desde cachorro se acostumbre al cepillado, baño, limpieza de oídos y visitas al veterinario. Sin embargo, un trato amable, mucho cariño, amor y refuerzo positivo será lo necesario para que aprendan.

En conclusión, los cuidados de un cachorro pastor alemán son los mismos que necesita una mascota promedio. Sin embargo, es importante vigilar desde pequeño su higiene, entrenamiento y que lleve una alimentación equilibrada durante su crecimiento. Ya que, si no se les brinda los cuidados correctos, esto podría traer a su comportamiento conductas negativas, las cuales afectarían directamente en la convivencia cuando llegue a su adultez.