Saltar al contenido
RazaPastorAleman.net

Pastor Alemán Panda | El color más exótico de la raza

El pastor alemán panda se caracteriza por lo que lleva a su nombre: sus manchas lo hacen parecer un oso panda. Esto se debe a distintas mutaciones genéticas que fueros produciéndose a lo largo de los años. Sin embargo, pese a estas diferencias físicas, el panda es muy similar a un pastor alemán común. No obstante, te dejamos a continuación el origen y los detalles que caracterizan a esta bella raza.


Orígenes del pastor alemán panda

El panda shepherd, como se lo conoce habitualmente, es una de las razas de perro más cotizadas dentro del ámbito de los pastores alemanes; debido a su rareza. El pastor panda es producto de una mutación genética que se dio al azar.

Franka, el primer perro de esta raza, fue hijo de dos pastores alemanes puros criados en los Estados Unidos, a los que se les realizó diferentes análisis para generar un pastor alemán perfecto. Sin embargo, de allí salió el primer panda. El criador de este quedó asombrado al ver que había obtenido un perro jamás antes visto. Se llegó a la conclusión de que Franka había obtenido la mutación del gen KIT de manera totalmente aleatoria.

El gen KIT ¿Qué es?

El gen KIT es una mutación en la genética que coloca manchas blancas fortuitamente en el pelaje del perro, además de producir un color de ojos azul claro en el mismo. Este gen muy rara vez se genera sin descendencia KIT, es decir, es extraño que un perro obtenga este gen sin que uno de sus padres también lo tenga. Es por ellos que Franka fue un caso totalmente extraño. Dicho esto, las probabilidades de obtener un pastor alemán panda fortuitamente son casi nulas; para eso se deberá cruzar a un pastor alemán con el gen KIT junto a otro pastor alemán. Preferentemente con pastor suizo ya que gracias al gen recesivo que tiene esté en combinación con el gen dominante del panda, habrá muchas más posibilidades de que salgan de este color.

Hoy en día, el panda es uno de los colores de pastores alemanes más buscados y cotizados, por su pelaje tricolor, sin duda una estampa distintiva y exótica de la raza.

Características del pastor alemán panda

El principal detalle que te hace dar cuenta que no es un pastor alemán común es su pelaje, generalmente suele ser un poco más largo y duro de lo normal, y con un color que no se asemeja a ningún pastor antes visto: manifiesta una pigmentación marrón o negra, con grandes manchas blancas típicas del gen KIT. Estas manchas suelen darse tanto en el pecho como en el hocico o parte del rostro del pastor, cubriendo, por lo menos, un ojo.

Su físico es muy similar al de los pastores alemanes comunes; tiene un lomo ancho, musculoso y muy bien formado. Su cráneo es ancho en la parte de las orejas, haciéndose más angosto a medida que llega al hocico. Como otros pastores, destaca por su mordida de tijera característica. Puede llegar hasta los 68 centímetros de altura, pesando unos 34-40 kilogramos.

También tiene la característica que sobresale en todos los pastores: su hiperactividad. No es un perro que pueda estar acostado durante horas, sino que intentará moverse, correr y jugar la mayor cantidad de tiempo posible.


Comportamiento del pastor alemán panda

En sí, el pastor alemán (incluido el panda), es una raza con un temperamento fuerte, que se mantiene contantemente en alerta. Son muy protectores, fieles y leales; muy rara vez lo verás distante hacia su amo.

Se destacan también por ser muy familiares; si deseas un pastor alemán panda y ya cuentas con tu propia familia, éste intentará adaptarse lo más que se pueda, y una vez que entre en confianza, les será extremadamente cariñoso.

Por su descendencia, y al ser una raza de perro sumamente utilizada para la custodia o compañía policial, puede llegar a estar a altas horas de la noche despierto para cuidar de las personas de la casa. Es más, si alguien nuevo se presenta en el hogar, el perro no le será agresivo, pero podrás ver como se mantiene alerta en todo momento, atento a lo que pueda llegar a suceder.

También es un perro muy dócil y obediente, no te será muy difícil educarlo, siempre que hayas tenido alguna experiencia con esta clase de perros, ya que si el pastor siente que el es quien tiene el control, puede convertirse en un animal muy difícil de dominar. Pese a esto, si ya eres una persona apta para cuidar un pastor alemán panda, podrás entrenarlo y adiestrarlo de manera muy sencilla.

Cuidados del pastor alemán panda

Como con cualquier otro perro, deberás darle una vida satisfactoria y brindarle todo lo mejor que se pueda. Al ser un animal hiperactivo, necesitará unos cuantos paseos al día (si vives en una casa con patio o en el campo, esto no será tan necesario, ya que el podrá hacerlo por su cuenta).

También tendrás que cuidar su dentadura; es uno de los aspectos más destacables de la raza, en el que debe mantener una buena salud dental. Por ello, vas a tener que darle alimento balanceado apto para su peso. Esto último deberá ser consultado con un veterinario especialista en nutrición.

Por último, deberás realizar chequeos de vez en cuando para verificar que no sufra de displasia en su cadera; una enfermedad bastante común en los pastores alemanes. Pero no te preocupes, tener el gen KIT no implica que pueda tener otras enfermedades hereditarias.

Ahora que ya tienes toda la información necesaria sobre los pastores alemanes panda, te darás cuenta que no es un perro fácil de mantener. Si es tu primer experiencia con perros, te recomendamos que empieces por una raza un poco menos compleja.