Saltar al contenido
RazaPastorAleman.net

Pastor alemán de pelo largo | Todo lo que debés saber sobre estos perros

pastor alemán de pelo largo

Esta variante del pastor alemán de pelo largo se distingue por una principal característica: su pelaje. Este es, notoriamente, mucho más abundante que en otros de la misma raza; incluso la pigmentación del mismo puede llegar a variar. Es un perro que, además de ser muy elegante, es perfecto para el frío. Pero eso no es todo, a continuación vamos a darte más detalles sobre esta raza que podrían llegar a interesarte.


Orígenes del pastor alemán de pelo largo

Muchos también lo conocen como el pastor alsaciano, por la región francesa de Alsacia; y es que la historia por la cual obtiene este nombre es muy interesante. Fue visto por primera vez en la Primer Guerra Mundial, alrededor del año 1916, cuando tropas británicas, las cuales se encontraban en la región de Francia previamente nombrada, se encontraron un ovejero alemán distinto al resto: este era más peludo que otros de la zona. Entonces decidieron nombrarlo pastor alsaciano, pese a que, en realidad, era un simple pastor alemán con más pelo, pero se rehusaron a llamar a una raza canina con el nombre su principal enemigo.

A fines del 1800 ya se encontraban numerosos pastores alemanes comunes, sin embargo, este ejemplar con pelaje abundante data recién de principios del siglo XX, por lo que se cree que puede ser una mutación genética, haya sido accidental o no. Años más tarde, a finales de la guerra, ya se podía hallar varios pastores alemanes de este tipo, debido a que su escasa vulgaridad lo llevó a ser un animal altamente codiciado por los habitantes de Alemania.

En un principio se le dio una tarea similar a la del resto de pastores: guiar rebaños y cuidar campos de cultivo y ganado. Luego esto cambió; al ser un perro más “excéntrico” se decidió llevarlo a competencias caninas o concursos de habilidad.

Características generales del pastor alemán de pelaje largo

Además de su abundante pelaje, este tipo de pastor alemán destaca por su pigmentación: puede llegar a mezclar todas las variedades de color posibles, vistas en antecesores, como por ejemplo, el rojizo y el negro, el negro puro, el castaño con el amarillo o el negro con gris.
Esta gran cantidad de variaciones colores se debe a la posible mutación genética a la que se sometió para llegar a este tipo de pastor; posiblemente, en un principio, se mezclaron genes de un pastor marrón o gris con otro pastor u otra raza de perro distinta (muchas teorías aseguran que puede llegar a ser una cruza con un tipo de lobo peludo alemán, ya que ciertas similitudes físicas lo asemejan bastante) y que, con el tiempo, se fue diversificando al mezclar otros pastores de distintos colores.

  • Físicamente, el pastor alsaciano es un perro robusto, dotado de un gran atletismo, que es más largo que alto: mide unos 65-72 centímetros de altura y pesa entre 30 y 40 kilogramos, por lo general. Esto lo hace un canino muy ágil, sumado a la estructura ósea fornida que lo compone.
  • Sus orejas suelen mantenerse erguidas, como es común en la mayoría de los pastores, lo que lo hace parecer que está en constante alerta.
  • También mantiene similitudes con el resto de pastores al ser un perro sumamente activo, rara vez lo podrás ver echado en un sofá o durmiendo. Si vive en una casa con campo o jardín, será un animal muy feliz, ya que necesita moverse siempre.
  • Su comportamiento, este pastor es igual a los otros: es un animal muy obediente, fiel y protector, el cual te dará todo su cariño incondicionalmente. Solo deberás darle la misma atención y cuidado para que éste lo reciba; y hablando de cuidados, pasamos al siguiente punto.


Cuidados del pastor alemán de pelaje largo

Si quieres que tu pastor alsaciano se encuentre feliz, vas a tener que darle una vida movida, con constante actividad física y juegos. De lo contrario, si lo encierras en un departamento y no lo sacas a pasear, podría tener una esperanza de vida mucho más baja de lo que ya es (aproximadamente unos 8-11 años).

Además de esta actividad, y debido a su abundante pelaje, deberás cepillarlo numerosas veces a la semana, para lograr que no se le acumule mugre o que se le formen nudos en el mismo. También tendrás que cepillar su dentadura, puesto que este es un de los factores que más destaca en los pastores alemanes. Y no olvides que estos perros también requieren una higiene ocular; limpiarle las legañas que se le acumulen en los ojos puede prevenir la conjuntivitis.

Otro aspecto a destacar es el control sobre la displasia que pueda llegar a sufrir tu pastor. Como ya sabrás, la mayoría de los perros de esta raza son propensos a esta enfermedad. También puedes prevenirla no forzándolo a realizar actividades muy extremas a temprana edad; ahí donde se le suelen formar lesiones en los huesos y las caderas.

Como con cualquier pastor, ya sea alemán, belga u holandés, si no tienes mucha experiencia con la raza, lo mejor es que, o empieces adoptando otro perro de una raza distinta, o que te informes con un profesional sobre cómo darle una buena vida a tu mascota. En todo caso, si tienes un pastor alemán de pelo largo, te felicitamos, tienes en mano a una de las razas más protectoras y fieles que hay.